Frigorífico Río Cuarto S.A. brinda un servicio de faena de excelente calidad, ofreciendo a sus clientes la posibilidad de recibir la mercadería como ½ reses, cuartos y/o cortes envasados (refrigerados o congelados) listos para el consumo. Entre nuestros prestigiosos usuarios contamos con clientes dedicados al consumo interno y a la exportación de carne a Unión Europea y Terceros países.

Nuestra empresa cuenta con un complejo sanitario y de corrales acorde con las exigencias exportadoras. El sector cuenta con una capacidad total para 700 animales bajo techo, con corrales especialmente diseñados para cumplir con las normativas vigentes de bienestar animal.
La faena de bovinos es realizada bajo estrictas normas de calidad, utilizando un sistema de cuereado de última generación. Las cámaras de enfriado y de maduración aseguran al máximo la inocuidad de los productos mediante un complejo control de temperaturas, monitoreado por un sistema de computación centralizado, que garantiza el cumplimiento de los más elevados estándares de control de calidad.

La sala de desposte está preparada acorde a las requisitorias internacionales de producción de cortes enfriados y/o congelados. Ésta está diseñada para recibir alrededor de 500 cuartos por día, ya que un moderno recinto de cuarteo es el encargado de producirlos en forma rápida y eficiente. Todos estos cortes son receptados en una amplia sala de empaque secundario la que cuenta con un túnel de termocontracción por aire caliente.

En este sector ingresan por troneras los envases secundarios de cartón desde el depósito donde son armados los fondos y las tapas correspondientes.
Todos los cortes una vez producidos, manteniendo la trazabilidad ya en su empaque secundario, son colocados en túneles de congelado o en cámaras de enfriado para su posterior expedición. Frigorífico Río Cuarto S.A. ha implementado un sistema de calidad (HACCP) orientado a prevenir enfermedades de transmisión alimentaria y asegurar la inocuidad de los productos que se procesan. Dicho sistema está auditado en forma permanente por el SENASA y está basado en la aplicación de Buenas Prácticas de Manufactura y Procedimientos Operativos Estándar de Sanitización